Páginas

19.11.17

Noviembre siempre será un arcoiris más



encontrarla a ella, traerla a casa, cuidarla, darle un espacio en mi cuarto, regarla
en la foto, su amiga,
también los helados de chocolate,
y el baile y la bicicleta estacionaria,
How i met your mother,
y los cigarros y la sopa ramen mientras la veo,
volver a San Marcos a veces,
las películas que se compran allí y el yogurt y la desfachatez,
ahora también la Católica y sus cafés,
el maquillaje a las 8 de la mañana,
y los intentos por no despeinarme,
por no quebrarme,
pero está y hay que aprender,
el año nuevo vendrá con menos piedras en la cabeza,
con menos peso en la mochila,
como bien dijeron ellas.

11.8.16

Contra los fantasmas

Me gusta ir al centro comercial, las luces del centro comercial. Me gusta pararme en el centro del parque y ver la gente pasar. Sentarme en una banquita del parque Kennedy a ver la gente pasar. Me gusta oler a agua florida después de bañarme y que no me importe nada más. Me gusta el olor a mandarina, a pólvora, y a chicle de sandía, pero no mucho el olor a menta. Me gusta mirarme los ojos en el espejo y descubrir algo nuevo. Me gusta mirarme en su espejo y seguir descubriendo. Me gusta el agua correr por mis piernas. Me gusta fumar un cigarro tras otro, pero a veces no me gusta ese mismo olor por las mañanas. Me gusta vivir apasionadamente aunque los problemas aparecen. Me gustan los colores, casi todos los colores. Me gusta andar como perdida y encontrar el rumbo después de unos minutos. Me gusta la playa, en invierno, en verano, cuando sea, donde sea. Me gusta que ella me haya dicho que me tengo que sanar, siempre hay algo por sanar. Me gustan las palabras de la gente sencilla, y decir buenos días, buenos días. Me gusta la nostalgia detrás de las ventanas de los buses grandes. Me gusta volver a reconocerme cada día, y luchar contra los fantasmas, que ya desaparecerán, pero vamos, alguno siempre quedará. Me gusta la rebeldía (no toda) que se torna en felicidad.



3.7.16

Momentos





los días sola
la manzana verde
el libro abierto
el airecito frío
las casitas al lado
de la playa
donde no estarán
nunca estarán
ellos niegan la fe
de las cosas incorrectas
de los perros ladrando a lo lejos

ahora
el vestido azul
en la avenida
pegado a la piel
que el viento desestabilice
los pies los zapatos los tacos
y sentir la mirada de otro perro ladrand0o
a los lejos

un cigarro tras otro
las canciones melodías sonrisas
de sorpresas en el parque
mis palabras seguirán atolondradas
sin sentido
pero el amor
la intensidad la tranquilidad
y los perros siguen ladrando
los acaricio y la felicidad está

6.3.16

Dulce

el olor a mango
a infancia recortada
deja dormir el verano ya no pesa así
la libertad de tocar el cielo y el suelo
de tomar el tren ir hasta Villa El Salvador
hasta la última estación

el olor a mango
y los 90 que regresaron
a decir acá estamos acá nos quedamos
acá pasamos navidad año nuevo semana santa

(mientras
de pronto se leen historias de amores descontrolados
intensos
rock drogas fuertes alcohol gatos que hablan
y que aparecen en los sueños psicodélicos
donde ya no estás
vamos a decir bien ya no estás)

el olor a mango
a corral de viejos patos
pollitos que se mueren de frío
a pesar del calor de ella
a pesar de la luz de ella
a pesar de la libertad
y del olor a fruta tardía
que está por arrojarme a la orilla
una vez más

23.11.15

Escena veintitres


peinarse todas las mañanas
hay que peinarse todas las mañanas
ir contra las legañas
las pistas mojadas, el verano lejano
y las mandalas
no me salvarán
pero es como peinarse y no dar vuelta atrás

la magia nunca se va
hoy veintitresdenoviembre
hoy vuelvo a ser adolescente
como nunca, como siempre
se crece y duele
se crece y se hacen posibles muchas cosas
se hacen cercanas y el miedo se asoma
es la vida metiéndose de a poquitos
por la punta de los pies

son las piedritas del mar de Cantolao
esas piedritas del puerto circular
que golpean las piernas
que queman las piernas
inmortalizar las olas
en una escena de vida y muerte



29.1.15

Piedritas

Los relatos se cruzan, aparece Bukowski, aparece Adolph, los degenerados más apasionantes, Martín Adán tiende una sábana blanca que ordena y desordena todo. Las letras colapsaron en esta relación. Más bien, la imagen, el sueño de ayer, la alucinación de entrar desnuda a un baño, a dos. No hay misterios, ya no importa debatir ni marchar, importa el aire que pasa entre mi dedos, importa la resequedad de mi boca, importa irse a dormir a las 4 de la mañana, acordarse del drogadicto y su preocupación por mí. Uno nunca se recupera. Los intelectuales han vuelto, y el vigilante sigue jugando con la silla de ruedas.

Importa cómo duermes, cómo vas a dormir.
Las sobras del día anterior.
En enero aparecen ellos, en el patio.
Tiran piedras en la ventana, y yo despierto.


23.11.14

Desastres naturales

veintitres chocolates suficientes más la vida de nuevo
llegamos a melancolía de lars von trier y he aquí a justine
y claire
pero de nuevo Justine
el taxi es insuficiente
su idea y mis sueños mi terquedad
de angustiosa terquedad
de subir los escalones
del sudor y la sequedad en la boca
de mi amanecer que nunca está
me llevo las dos manos lo suave de las manos
los ojos se cierran fuerte y la costra se siente



he vuelto a compartir arco iris por aquí
me han vuelto las ganas de escribir veintitres
hoy veintitres de noviembre
arcoiris más una ranita saltarina
el torbellino siempre estará

7.10.13

Los intrusos












I.
El polvo en la nariz en las rodillas
los peces mordiendo cada centímetro de mi panza
han llegado para detener las gracias del destino
han llegado para doblarme y caminar encorvada
los escucho patalear
gritar
hacen orgías dentro mío
y sólo puedo mover el pie derecho
los dedos más bien
hoy estoy helada
mañana será un buen día

II.
Limpiar la casa es necesario
la escoba se convierte en otro brazo
siento la armonía y la intersección de las esquinas
el agua corriendo por mis dedos
se descansa cada dos minutos
cada cierto tiempo
para observar las líneas de las manos
el cabello despeinado
y revisar una llamada perdida

dibujar en la ventana
trazar caminos con el estropajo
me lo debería meter a la boca
y escurrirlo después
sacarlo como un mago en su espectáculo
y mostrárselo a los vecinos
que regresan del mercado

III.
En la noche la vibración
los ruidos innecesarios
el frío en los pies es difícil
me deslizo y no llego
sólo brazos y piernas puedo salvar
¿Cómo se descansa?
El frío en los pies nunca pasa
a pesar del verano
a pesar de las velas
el incienso los santos
¿Cómo se descansa con peces carcomiéndote?

Qué suerte quienes no deben limpiar su casa

15.6.13

Exposición


todo pasa demasiado rápido
no hay mucho tiempo de digerir
enero, febrero, marzo, abril
la sorpresa de irme a Alemania
a seguir mis sueños
dejar los miedos de un lado, ordenar documentos
solicitar la visa

y acá estoy, cerca del río Elba
y entiendo menos que ayer
pero me sigo comiendo las uñas
como cuando tenía 13 años
como cuando tenía 13 años y ya protagonizaba escenitas en la calle

el drama (¿el teatro?) corre por mi sangre
el conflicto necesario
quiero dejarlo muchas veces
pero vuelvo a caer
vuelvo a quejarme de lo necesario y de lo que no lo es tanto
vuelvo a sentirme indefensa
y a la mañana siguiente, me pongo un vestido nuevo, tomo una taza de café y me paro al frente.

mayo, junio
y la lluvia afuera es lo que me conecta a la tierra.

1.1.13

hola serpiente



2012

los escenarios que me siguen gustando
las burbujas el río los helados con Miranda
las intervenciones los proyectos
las salidas al malecón con Dany
sus proyectos
los accidentes
la graduación
la clínica y quedarme con mi mamá
el trabajo que odié y renuncié al mes
volver con todo mi corazón al trabajo anterior
la expulsión de la(s) escuela(s) de actuación
-y la necedad de gente experta
el sufrimiento por mis sueños
lo crítica que seguiré siendo
lo orgullosos que se sienten ellos
y la alegría después
los viajes improvisados inesperados
el amor el amor el amor
los conciertos mis griteríos su paciencia las emociones
las peleas las llamadas el amor de vuelta
la familia que nunca se va (irá)
las grabaciones que me gustan más
"El padrino" en el cine en última función
el cine el cine!
amistarme con Watsonboy
darme de alta
esto no acaba
el nuevo doctor
los rituales
enterrar un poco a Candy
el Callao San Marcos los bailes el Centro el Sport Boys
ponerme una máscara escribir cuentos tomar cerveza
enamorarme de él cada vez
las luces de navidad que hacen reflejo
en mis piernas
es la felicidad


dosmildoce
todo todo todo
no es esto.

2013
más serpiente
seré :)